domingo, 23 de noviembre de 2008

Ruta Real de la Jara - Monesterio

Encuentros y senderos es una asociación dedicada a organizar entre otras cosas rutas de senderismo. Los encontré por medio de carteles anunciantes que pegaron en los alrededores de mi casa, así que nos animamos y nos apuntamos a la ruta de senderismo desde el Real de la Jara (Sevilla) hasta Monesterio (Badajoz).
La ruta de 15 Kms en total la hicimos en 2 etapas. La primera desde el Real de la Jara, saliendo de la iglesia, a la Venta del Culebrín (10 Km). Fuimos por la "Vía de la Plata" en la cuarta etapa del Camino de Santiago por esta vía. Toda esta etapa tiene un buen firme y te encuentras siempre rodeado de encinas, alcornoques y chaparros. Las fincas colindantes están llenas de ganado (vacas, caballos, ovejas y cerdos). Llega a la Venta del Culebrín merece una buena cervecita. Desde aaquí el autobús nos llevó hasta el Camping Sierra de Tentudia, donde paramos a comer y reponer fuerzas.
La segunda etapa desde el Camping Sierra de Tentudia a Monesterio (5 Km), fue la más dura, con cuestas casi todo el trayecto y el firme mucho peor que en la primera etapa. Mi consejo es no hacerla con niños porque terminarán agotados y tú también de tirar de ellos. Ésta etapa está bastante mal señalizada y si no andas avispado puedes perderte en alguna bifurcación de fincas.
Una vez que llegamos a Monesterio fuimos al Centro de Interpretación de la Vía de la Plata donde un guía quitó la palabra a la chica del centro para justificar, con una torpe explicación, el dinero que iba a cobrar; creo que empleó en todas las frases que decía el adjetivo propio/a mostrando una penosa imagen de su "propia" verbilocuencia; esto, junto con el bajo volumen de la sesión audiovisual, hizo que la explicación fuese bastante aburrida.
Para terminar la visita a Monesterio concluímos en un secadero de jamones. La organización de la excursión no avisó al secadero de nuestra visita, con lo que el personal que da las explicaciones a los visitantes sobre el proceso del secado de jamones se había marchado y se limitaron a abrirnos las puertas para que entrásemos y saliésemos a modo de japonés que no se entera de nada. Personalmente eché de menos una cata y un sorbito de vino, a pesar que la mayoría de la gente compró en la tienda los del secadero se estiraron menos que el portero de un futbolín.
Tampoco me gustó la organización de la marcha por el sendero en sí. La guía del sendero tiraba delante a marcha de senderista experto y todo el que no pudiera seguirle y se quedara atrás podría perderse fácilmente. Deberían haber puesto a alguien en el furgón de cola. En Monesterio estuvimos esperando a una mujer que se había quedado rezagada del grupo casi media hora. Negativo para la organización.
Impresión personal: Me gusta más cuando vamos por libre. Puedo pararme a tomar todas las fotos del mundo, a descansar, a comer o a lo que sea sin temor a que un autobús se vaya o sin la mala conciencia de que están esperando por mi culpa. Cuando voy al campo me gusta pararme a mirar, y ayer no pude.

Fotos de la Ruta

3 comentarios:

Anónimo dijo...

EN PRIMER LUGAR, EN NINGÚN MOMENTO QUITÉ LA PALABRA A LA CHICA DEL CENTRO, FUE ELLA QUIEN ME LO PIDIÓ POR ENCONTRARSE MAL. SEGUNDO, PUEDE QUE NO TENGA SU VERBORREA, PERO ES LO QUE HAY, LE GUSTE O NO; Y PARA FINALIZAR, CUANDO TIENE UNA VISITA GUIADA POR LA CUAL NO SE LE COBRA UN DURO, NI POR LA QUE COBRÉ, PODÍA HABER TENIDO EL DETALLE DE AGRADECERLO. EN FIN. COMO SE SUELE DECIR, ENCIMA DE CORNUO, APALEADO.
ENRIQUE

milana dijo...

¿Qué hay, Enrique?
No voy a pedirte disculpas por opinar sobre un servicio que, en mi humilde opinión, creo fue al menos mejorable.
No importa lo que ocurra en bambalinas, al final la sensación que se lleva el público es lo que cuenta.
Creo que lo que vale un servicio no tiene nada que ver con lo que cuesta.
Allí íbamos gente de Sevilla, visitantes a Monesterio y reclamo para más visitantes. El personal del centro de interpretación (incluido el guía) es el que debe agradar a cada uno de los visitantes.
Agradezco mucho tu comentario en mi blog. Siempre es un honor para mi que alguien se tome el tiempo de "escucharme", aunque no esté de acuerdo conmigo. Siempre tomo en cuenta todo lo que me dicen, ya que la mayoría de las veces aprendo mucho más de las críticas que me hacen que de los halagos.
Nadie me paga por mantener ni escribir en este blog. Contestar a los comentarios tampoco está remunerado monetariamente, sin embargo siempre intento mejorar cada entrada que escribo; a veces lo consigo y las veces que no, me sirven de lección.

Recomiendo la visita a Monesterio a todos; es un pueblo en plena sierra rodeado de Naturaleza e Historia. A mi me queda pendiente ir al Monasterio de Tentudia y a la feria del jamón en Septiembre.
Saludos, Enrique.

Anónimo dijo...

Hola María. Por supuesto que todo en esta vida es mejorable.
Creo que fuímos correcto y que intentamos agradar en todo momento, pero ya veo que con usted no lo conseguimos, es su opinión y la respeto. Por lo menos me queda el consuelo que la impresión del resto no fue la misma.
De todas formas, espero verle por Monesterio, y si es en el Día del Jamón el próximo 12 de septiembre, mejor. Yo pongo el jamón y tu la cervecita. Saludos